TIKAL La ciudad de las voces

TIKAL
El Mundo perdido de la civilización Maya.

Existe mucho misterio acerca del desenvolvimiento y desaparición de esta civilización que llego a realizar obras maestras de arquitectura sin conocer la rueda.

Durante mi viaje a Guatemala no quise desaprovechar la oportunidad para perderme en el manto del mar verde de arboles y escuchar a la naturaleza con la fauna abundante y flora maravillosa del ese lugar.

Aunque aun es un misterio del porque la desaparición de esta civilización que fue tan poderosa y sobre todo tan adelantada en sus estudios de aritmética, arquitectura y astrología, lo que sí es cierto es que dejaron un legado, poco conocido que realmente es impresionante, por lo que os aliento a visitarlo.


Desde la capital de Guatemala tomé un autobús para Flores, Petén que es actualmente una isla donde se asienta la ciudad de Flores, iba un poco nervioso porque el viaje fue de noche, salía de la capital a las 11:00 de la noche y debido a la inseguridad que se vive en la capital no estaba seguro si había sido la mejor opción pero no quería tampoco perder un día completo de viaje durante el día. El viaje fue mucho más placentero de lo que me imagine, iba abarrotado, éramos toda clase de personas que íbamos en ese autobús, gente oriunda de esos lugares, militares que regresaban a su base, comerciantes, turistas y otros, como yo que no entro en ninguna 'clasificación', posiblemente "expat"  (término en inglés para aquellos que residen de forma temporal o permanente en otro país y cultura de la original).


Aunque era ya el mes de Junio hacía mucho calor y el viaje fue bastante agotador aunque sin sobresaltos.  Llegué a Petén y para mi sorpresa ha cambiado muchísimo, para bien, ya que mi última visita había sido más o menos hacía unos 15 - 20 años. Tome un Tuk-tuk, medio de transporte que se ha puesto muy de moda en Guatemala y que abundan como moscas rodeando la ciudad en busca de algún pasajero, pero es excelente porque es un medio de transporte rápido y barato, la comodidad la dejaremos al gusto de cada quien. Me llevó a la ciudad de Flores, que es como dije una isla en medio del Lago Petén Itzá y después de buscar alojamiento, intenté descansar un poco pero el calor hacia lo propio para no dejarme la tarea tan fácil.

El lugar que escogí estaba a la orilla del lago y aunque muy sencillo y básico me sentí cómodo aunque contaba únicamente con un ventilador que luchaba por mantenerme fresco pero la tarea no fue fácil. Durante ese día me dediqué a recorrer la isla y visitar algunos pueblos de alrededor pero tampoco fue muy placentero porque fue un día de lluvia, ya que la temporada de lluvia en Guatemala inicia a partir del mes de Mayo hasta Octubre.

Compré mi billete para que al día siguiente pasara un autobús a recogerme a mi hotel y me llevara con otros cientos de turistas a visitar las ruinas mayas de TIKAL. Era un viaje que iniciaría a las 5:00 de la mañana y después de un viaje corto de una hora llegamos y teníamos que pagar la entrada.  La entrada para un turista es de 15 Euros más o menos y para los nacionales de 4€. Cuando me tocó pagar querían cobrarme la entrada de turista ya que hacía muchos años que no vivo en Guatemala y  mi acento me delató para no pasar como nacional, pero fue hasta el momento que mostré mis recién estrenados documentos oficiales de Guatemala que me permitieron pagar la tarifa nacional.

TIKAL, está situado en la región de Petén, al norte del territorio actual de Guatemala y forma parte del Parque Nacional Tikal que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1979.

Intentar relatar lo que es el parque y su recorrido va a ser una tarea muy difícil y ahora mismo no estoy por la labor, seguramente regresaré y ampliaré esta información, pero ahora mismo lo que deseo es compartir con cada uno de vosotros algunas fotografías, porque dicen que lo que entra por los ojos es mucho más convincente que las palabras.

Espero que tengáis la oportunidad de un día visitar este rincón que seguramente no te dejará insensible, ya que es un lugar no solo exótico, sino maravilloso y sobre todo te permite tocar la naturaleza pura, escucharas a los monos aulladores todo el tiempo, veras un ejército de hormigas gigantes preparándose para el inminente invierno, pavos reales, tapires, etc etc.


Que lo disfrutéis!!











La Ceiba, árbol nacional



La cúpula y el mar verde


Monos ahulladores

Tikal -  Templo IV

Tikal -  Templo IV

Tikal -  Templo II

Tikal -  Templo Gran Jaguar

Tikal -  Templo Gran Jaguar





Tikal -  El Mundo perdido

Comentarios