ESCOCIA

Estaba ya en el mes de Febrero y aun no lograba decidirme a que parte del continente europeo podría ir para disfrutar de unos días de vacaciones, tenía la necesidad de escapar por algunos días de la ciudad y deseaba encontrar un lugar que abarcara todo;
- Naturaleza,
- Belleza,
- Historia,
- Gente interesante,

Por varios días estuve barajando mis posibilidades y decidí finalmente y no después de muchos quebraderos de cabeza irme a ESCOCIA.

ESCOCIA es un país con muchísima historia y fue una tierra muy codiciada por lo que tiene capítulos más bien turbulentos, fue centro de muchas batallas y de allí que hay muchos héroes de batallas y existan por todo su territorio verdaderas bellezas de castillos, y muchos restos de lo que fueron sus fortalezas y antiguas iglesias. Su territorio predominantemente verde debido a la gran cantidad de lluvia durante la mayor parte del año, por suerte nosotros tuvimos la fortuna que durante los 12 días que duró mi visita nos hiciera un tiempo fenomenal.

Creo que debo clarificar porque me referí a "nosotros". Inicialmente planifiqué mi viaje para hacerlo solo, y conforme me iba informando más y más de los lugares que quería visitar me di cuenta que sería casi imposible hacerlo si no era en coche, tendría que alquilar uno para poder movilizarme de punto a punto ya que Escocia no tiene un buen sistema de transporte entre ciudad y ciudad, lo que vendría mas tarde a darme cuenta que tampoco posee una red de carreteras en buen estado, bueno he de decir, en muchos lugares no existen carreteras.

Unos días antes de mi partida lo comenté con unos amigos quienes sin dudarlo se unieron al proyecto de viaje, y 72 horas antes de mi partida ahora éramos 5, el número perfecto para hacer un viaje bien acompañado y económico, lo cual fue una gran alegría.  Claro me asaltaban mis dudas porque siempre que realizas un viaje intenso y mayor de 3 días no es lo mismo hacerlo en solitario que con otras personas que puedan tener diferentes motivos de viaje, distintos gustos de que ver y que visitar, pero tuve la suerte de contar con la compañía de lo que serían los compañeros de viaje perfectos, es decir;


- Natalia,
- Albert,
- José Antonio, 
- Emmanuel, y
- yo

Decidimos que nuestro punto de encuentro sería Edimburgo ya que todos veníamos de lugares diferentes, Emmanuel y Albert venían de Livepool, José Antonio y Natalia de Londres. Yo había llegado la noche anterior de Madrid, así que me dio tiempo a darme una idea de la ciudad que me llego a enamorar.

Esa tarde previa a nuestro encuentro, desde que llegué al aeropuerto de Edimburgo y desde el inicio me di cuenta que la gente es muy amable, solicita y sonriente, virtudes que a veces es muy difícil encontrar en grandes ciudades. La ciudad me recibió con lluvia, era una tarde bastante gris y por fortuna al último minuto decidí tomar una chaqueta conmigo fue lo que me salvó de morir los días posteriores de hipotermia porque existe una diferencia muy grande de temperatura con Madrid, y no solo la temperatura es lo que cambia entre España y Escocia.


Desde el primer minuto que entre en la ciudad en el autobús que me traía del aeropuerto me enamoró esta ciudad de estilo neo-clásico, y es comparada como una de las ciudades mas bellas de Europa y la mas bella de todo el Reino Unido.






Escogí quedarme en un hostal ubicado en una de las principales y mas atractivas calles de Edimburgo llamada "Royal Mile" (trad. la Milla de Oro) donde sus inmensos edificios, todos de color marrón me impactaron aquella lluviosa tarde. Me dediqué a recorrer un poco la ciudad, sin desear verla todo en un momento porque le dedicaría 3 días completos al final de mi viaje por Escocia. Ciertamente no hubo un solo rincón sin que me enamorara mas y mas esta ciudad.

Tendré que hacer un nuevo capítulo solo para Edimburgo porque realmente vale la pena tener un apartado para esta ciudad tan especial

Así que por el momento yo me cubro de la lluvia y me voy a descansar, que ha sido un día ajetreado pero productivo y estoy contento con ello


Nos seguimos viendo...



















Comentarios