DONDE BUSCAR HOSPEDAJE? HOTELES U HOSTALES

Ahora viajar es mucho más fácil que nunca.  Tenemos a la mano muchísimas opciones de cómo, cuándo y a donde podemos hacerlo,  y existen herramientas que nos facilitan un sin fin la planificación y el éxito del mismo.

Uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta al momento de planificar nuestro viaje, es el ALOJAMIENTO
Dónde deseamos alojarnos? Que precio, servicios y comodidades buscamos?  Que ubicación tendrá nuestro lugar de descanso?  Esto puede ser algunas veces un factor importante para que ese viaje tan deseado sea un éxito.

Antiguamente nuestras opciones eran limitadas, y teníamos que conformarnos con los hoteles que existían en el área del que deseábamos visitar además, no existía Internet para poder valorar el lugar que escogeríamos para descansar, y las únicas referencias que teníamos eran el boca a boca, o sencillamente íbamos a la ventura, confiando en nuestra buena suerte.  Posteriormente viajeros asiduos iniciaron a plasmar en guías escritas las referencias de los lugares que ellos visitaban.

Hoy por hoy a través de Internet, podemos realizar una visita virtual,  lo cual nos dará una clara idea del lugar a donde vamos a pasar unos días de descanso y así valoraremos el lugar por lo que nosotros vemos y no por lo que otros nos cuentan.

La industria de turismo ha evolucionado muchísimo y de forma vertiginosa,  es una fuente de riqueza para un país o una ciudad ya que se ha transformado en una fuente de trabajo para muchos. Existe tanta variedad y tipo de alojamientos que resulta a veces difícil escoger que es lo que mejor se ajusta a nuestro presupuesto y gustos y de allí el punto de partida, porque;

- buscamos la opción económica? o
- es más importante nuestra comodidad?.  
Creo firmemente que una no está peleada con la otra.

Pero veamos un poco de historia y como ha ido evolucionando esto a través del tiempo; las posadas, generalmente pequeñas, ofrecían un alojamiento bastante rudimentario que incluía establos para los caballos y las tabernas sólo servían comida y bebida, generalmente a la población local. No alojaban huéspedes.

A mitad del siglo XVI las tabernas y posadas crecieron en importancia como consecuencia del desarrollo del comercio en la Inglaterra de los Tudor. Las carreteras y la vías fluviales seguían siendo esenciales para los viajes, por lo que las posadas se establecieron en puntos claves a lo largo de los ríos y en poblaciones cercanas a las carreteras.

En el siglo XVII las diligencias se convirtieron en un medio de transporte bastante rápido. Las posadas ofrecían hospitalidad y la posibilidad de cambiar caballos para continuar hasta la próxima parada. Se establecieron servicios de diligencia en las rutas principales que unían la capital con ciudades de provincias. Algunos de estos servicios pertenecían a los mismos propietarios de las posadas.

En el siglo XVIII la diligencia pasó a ser el medio más importante para viajar, en un momento en que el crecimiento del comercio aumentaba la necesidad de trasladarse de un lugar a otro. Pero los viajes todavía resultaban demasiado lentos y en los trayectos largos se hacían varias paradas para pernoctar.

Los niveles a los que llegó la hostelería se debieron a las necesidades surgidas de la frecuencia cada vez mayor de viajeros adinerados. El transporte de viajeros no se desarrolló por motivos sociales o de placer, sino más bien por exigencias del comercio y por necesidad.

La aparición de la locomotora y la extensión de las vías férreas en el siglo XIX revolucionaron el transporte y posibilitaron un crecimiento extraordinario de las ciudades costeras. Por primera vez la extensa población trabajadora que vivía en las ciudades industriales podía acudir con facilidad a lugares de vacaciones y a precios razonables. Los hoteles y pensiones se construyeron a miles.

El auge de los automóviles como medio de transporte en el siglo XX provocó un nuevo desarrollo que contribuyó en gran medida a la modernización de las posadas de carretera tradicionales, y amplió el acceso a lugares en los que se iban a construir numerosos hoteles y posadas. En la segunda mitad del siglo XX, el automóvil y el avión llegaron a ser los medios de transporte más importantes. Ello hizo que surgiesen nuevas formas de demanda de servicios de hostelería.

Pero también, al mismo tiempo que los hoteles iban en crecimiento y auge,  una nueva tendencia ‘low cost’ fue surgiendo como alternativo a los viajes de forma más económica. La aparición de los hostales. 

Creo que es mejor decir que fue sencillamente la metamorfosis de las antiguas posadas, donde raramente esos establecimientos tenían habitaciones privadas y además no servían comida, los que tuvieron un protagonismo especial.

Como surgieron los hostales?

Albergue de Altena en 1915
El primer hostal comenzó a principios del siglo XX (la fecha exacta no se conoce, pero entre 1908 y 1912), de la mano de Richard Schirrmann, un maestro alemán quien solía realizar viejas por el campo con sus alumnos para estar en contacto con la naturaleza. Convencido que el contacto con la naturaleza traía innumerables beneficios para las personas, tuvo la idea de crear un albergue para incentivar a otros jóvenes a viajar y apoyar la integración con viajeros de diferentes partes del mundo. Este albergue comenzó a funcionar en un castillo reconstruido en Altena, Alemania, convirtiéndose en el primer hostal de la historia.

Años más tarde, fundó la Asociación Alemana de Albergues para Jóvenes la cual hoy conocemos como Hostelling International, y vio como el movimiento alberguista se expandió, en Europa, y en el resto del mundo entre los años 30 y 50.

Con el paso de los años, los hostales han ido evolucionando, pero su esencia aún se mantiene. Brindar alojamiento barato para los viajeros, favoreciendo la integración entre ellos a través de sus espacios comunes, un intercambio cultural. Entre muchos otros beneficios que esa integración entre viajeros de diferentes partes del mundo nos aporta en nuestro crecimiento personal y en nuestros viajes.

Existe muchos mitos acerca de los hostales;

1. Se cree que son alojamiento' baratos', exclusivos para jóvenes viajeros con el único propósito de fiesta, pero en realidad son  lugares para todas las edades.  Según Hostel Bookers, el 41% de sus clientes son mayores de 30 años. Te puedes encontrar con personas de todas las edades, inclusive familias con niños.

2. Eso de que son lugares sucios e inseguros, entre otras cosas, ya no es aceptado en la actualidad.

3. Otro contra que se le adjudica a los hostales, es que debes compartir habitación con otras personas. En parte es cierto, y fue así como nacieron los hostales, pero en la actualidad la mayoría de los hostales incluye habitaciones privadas con baño, y a mejores precios que un hotel.

Ventajas que le veo cuando te hospedas en un hostal;

1. Aunque está claro que no es para toda clase de viajero,  son más baratos que un hotel, la relación calidad precio es muy alta,  claro siempre habrá sus excepciones,

2. Es un lugar para conocer a otros viajeros, especialmente si viajas solo, de esta forma podrás interactuar con gente de todo el mundo,

3. La mayoría de hostales te ofrece los beneficios de la integración a través de sus salas de juego, living con TV, DVD y bibliotecas,

4. Muchos ofrecen excursiones y actividades organizadas por el hostal,

5. Existen cocinas compartidas donde probar comidas de diferentes partes del planeta hechas en el momento por los viajeros (además de que al poder cocinarte ahorras dinero al no tener que ir únicamente a restaurantes)

6. No hay que preocuparse por la seguridad, ya que muchos hostales incluyen el servicio gratuito de lockers, donde puedes guardar tus pertenencias.

Yo,  personalmente prefiero los hostales no sólo por su precio,  también porque al conocer a otros viajeros te orientan de acuerdo a su propia experiencia que monumentos o rincones debes visitar, o  que lugares no puedes perderte que, aunque no estén escritos en una guía turística valen la pena visitar.

Las bondades de un hotel son muy conocidas y así es que tú en tu próximo viaje podrás decidir;  hotel u hostal?


Buen viaje!


Hostal en Dublin

Tomando el desayuno en el hostal en Irlanda

Bar en el Hostal en Belfast


Decoración en un Hostal en Galway

Modeno Hostal en Galway, Irlanda

Decoración en un Hostal en Galway

Decoración en un Hostal en Galway

Decoración en un Hostal en Galway

Decoración en un Hostal en Galway

Comentarios