TELAVI - MONASTERIO DE IKALTO - MONASTERIO DE ALAVERDI

TELAVI




Después nos dirigimos a Telavi, que está a 59 kilómetros al oeste de Sighnaghi. En realidad es una ciudad bastante desangelada y sin demasiada atracción y como inició a llover decidimos parar para comer. Parte del encanto de Georgia es disfrutar de su gastronomía y además es famosa por su vino dulce.

En Telavi fuimos a visitar el fuerte de Batonis-Tsikhe que significa “La fortaleza del amo” y es considerada como el palacio real medieval mejor conservado en Georgia. Fue construido por el rey Archil en 1667-1675, y fue la residencia de los reyes de Kakhetian durante los siglos XVII y XVIII. Lamentablemente cuando llegamos estaba cerrada por remodelación, así que decidimos ir a un pequeño restaurante muy cerca de esta fortaleza.


MONASTERIO DE IKALTO:



A 11 kilómetros de Telavi se encuentra el Monasterio de Ikalto, que según la historia fue fundado por San Zenón, a finales del siglo VI. Fué conocido como uno de los más importantes centros culturales-escolares de Georgia y fue fundada una academia en este monasterio por Arsen Ikaltoeli ( “Ikaltoeli” – de Ikalto) a principios del siglo XII. En esta academia se enseñó teología, retórica, astronomía, filosofía, geografía, geometría pero, también cultivó en sus discípulos artes práctico como la alfarería, metalurgia, viticultura, vinicultura y la farmacología. Según una leyenda, el famoso poeta georgiano del siglo XII Shota Rustaveli estudió allí.

Hay tres iglesias en los terrenos del monasterio – Khvtaeba, Kvelatsminda y Sameba. La iglesia principal, Khvtaeba (Divinidad), fue construida entre los siglos VIII – XIX y se dice que en el sitio de la iglesia más antigua San Zenón fue enterrado. En 1616 las invasiones de los persas liderados por Shah Abbas I quemaron la Academia Ikalto  y dejándola totalmente devastada.

Las ruinas y grandes vasijas de barro son todo un vestigio de la grandeza no solo del monasterio sino de la academia también

MONASTERIO DE ALAVERDI:


A 14 kilómetros del Monasterio de Ikalto llegamos a otro monasterior impresionante; El Monasterio de Alaverdi.

Este monasterio fue construido en el siglo XI, durante el reinado de Kvirike III de Kakheti por el monje asirio Joseph Alaverdi, que vino de Antioquía y se asentó aquí, en ese entonces un pequeño pueblo, centro religioso pagano dedicado a la Luna. Partes del monasterio se remontan al siglo VI, ya que están sobre los cimientos de la anterior iglesia de San Jorge. Durante el período de la unificación y la creación de un estado feudal fuerte, fue el templo más importante de la región de Kakheti.




Con una altura de 55 m, la catedral de Alaverdi es el segundo edificio religioso más alto de Georgia, tras la catedral de la Santísima Trinidad de Tiflis, consagrada en 2004. Su volumen total es menor también que el de la catedral de Svetitsjoveli, en Mtsjeta.
Ha sido presentada solicitud en 2007 para la inclusión de la catedral en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Fue una verdadera lástima que cuando llegamos a este precioso monasterio ya había caído la noche y estaba lloviendo, pero aún asi fue una visita especial, ya que cuando llegamos los monjes estaban realizando un servicio en plena oscuridad, únicamente con velas y con los cánticos y rezos el ambiente fue bastante bizarro y místico a la vez.



Caída la noche, con mucho frío y lluvia decidimos recorrer los últimos 107 kilómetros que nos separaban de Tbilisi. La mayor parte de este recorrido fue a través de una zona montañosa que hubiera sido idílico atravesarlo en otras circunstancias pero nos pilló una fuerte nevada lo cual se me hizo bastante largo, lento y peligroso el camino de regreso.  La temperatura bajaba drásticamente y la nieve era muy fuerte que por momentos no nos permitía ver mas que un par de metros por delante, pero por mas que increíble que parezca los expertos conductores georgianos seguían adelantando de forma temeraria e incluso en curvas muy pronunciadas y con nieve, no lograre entender como lo hacen.  Finalmente llegamos exhaustos a Tbilisi y satisfechos de un viaje muy interesante y para rematar la faena, terminamos cenando en uno de los restaurantes del centro que se convirtió en “nuestro” restaurante porque la comida era sencillamente espectacular.


                               Monumento de Heraclius II en Telavi

              Fortaleza de Batonis-Tsikhe, Telavi

Aunque me encantaría recordar no puedo, pero estaba absolutamente deicioso, Telavi


                             Monasterio de Ikalto

Ruinas de la Academia de Ikalto

                    Vasijas de barro donde se guardaba el vino Ikalto 




                                             Monasterio de Alaverdi



                                            Monasterio de Alaverdi  



               There is nothing more that i admire than this  - Monasterio de Alaverd 


Monaterior de Alaverdi



                                           Monaterio de Alaverdi    

Comentarios