VISITANDO EL PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE MTSKHETA

MTSKHETA


Después de la aventura de la noche anterior por la montaña y la fuerte nevada en nuestro camino de regreso de Telavi, Monasterio de Ikalto y Alaverdi me apetecía hacer un viaje exprés cerca de Tibilisi, ya que decidí que me quedaría unos días más para ir explorando los alrededores y así hacer de esta ciudad mi base.  Así que después de escuchar buenas críticas y haber leído un blog de otros viajeros que mencioné al principio decidí que iría a Mtskheta a tan solo 20 kilómetros de la ciudad. Para llegar allí tenía que ir desde el centro a la estación de metro DIDUBE donde se encuentra la estación de autobuses y el mercado de Didube y desde allí cogería el marshrutka, como son conocidos los microbuses que es la forma de movilizarse dentro del país entre ciudad y ciudad.


Después de caminar hacia la estación céntrica de Tavisupleba Square (Freedom Square) donde debía tomar la línea 1 con dirección a Akhmeteli Theatre, son 6 estaciones y el valor del trayecto es de 0,50 de lari que en euros es poco menos de 0,20 céntimos. El único detalle es que para utilizar el metro es necesario comprar la tarjeta que vas recargando según tus necesidades. Estas tarjetas de Metro/Autobús urbano sólo pueden adquirir dentro de la estación de metro. La tarjeta no es personal y no requiere presentar ningún documento. El precio de la tarjeta de prepago es 2 Lari (0,80€ Céntimos) y el coste se puede recuperar devolviéndola en plazo de 2 meses, presentando ticket de compra. Las estaciones de metro están identificadas por el signo rojo (M).




Quedé bastante sorprendido de lo profundo que es esta estación en particular, una influencia totalmente rusa ya que tardas varios minutos de hacer todo el trayecto en la gradas eléctricas por lo que no quiero imaginar lo que debe ser tener que subir toda esa distancia en el hipotético caso de corte eléctrico. Debo resaltar que aunque los georgianos no hablan en un 95% nada de inglés siempre están dispuestos a ayudarte aun enfrentando la barrera idiomática. Así que cuando vino el metro tenía la duda de si era la dirección correcta la que me llevaría a Didube, así que pregunté en voz alta si ese metro iba a la estación, de repente un chico de unos 25 años, calculo me indico que entrara así que confiando en que me había entendido entré al carro del metro que estaba a punto de partir. El chico intentó durante todo el trayecto que tarda más o menos unos 20 minutos entablar una conversación pero fue en vano, su inglés era totalmente nulo pero aun así logramos comunicarnos y me indicó que él iba a la misma estación ya que me veía un poco ansioso intentando leer en que estación estábamos cada vez que se detenía el metro.  



Al llegar a la estación me indicó que los siguiera lo cual agradecí ya que al ser un mercado grande además de la estación de autobuses había muchísima gente.  Alli nos encontramos con una mujer que le esperaba en la estación y resulto que era su madre, a lo cual pensé que se molestaría porque el chico insistía en guiarme a la estación lo cual suponía que cruzar todo el mercado y luego llegar a la estación, pero para mi sorpresa la mujer esbozó una sonrisa muy grande lo cual me hizo sentir más cómodo, y para mi sorpresa sabía unas cuantas palabras en español así que intentamos de entablar una conversación básica.  Cruzamos todo el mercado y llegamos a la estación.  




El problema mas grande es que todos los marshrutka tienen escrito el nombre del destino pero en georgiano, asi que es una tarea bastante difícil para los que no hablamos ese idioma.  Tanto madre como hijo se dieron a la tarea de preguntar dónde estaba el que me llevara a mi destino. Cuando lo encontramos la mujer saco unos caramelos y me los entregó para mi camino, entre tanto el chico fue a comprar mi billete que no aceptó que se lo pagará yo después indicándome que se sentiría ofendido si insistía.  Fue la confirmación de lo que ya había escuchado, la extrema generosidad de los georgianos.


El camino fue bastante tranquilo, un viaje de más o menos unos 45 minutos cuando a lo lejos ves el valle y sobresale el Monasterio de Jvaris, del cual hablaremos más tarde.

Una vez que arribé a Mtskheta le pedí al conductor me dejara en el centro, no sé si me comprendió y además me sentí un poco tonto porque yo mismo no sabía dónde era realmente el centro de la ciudad, no tenía ni idea de donde bajarme ni hacia donde caminar pero en cuanto se detuvo me bajé. Utilizando la aplicación que ya os había comentado anteriormente de maps.me inicié a caminar hacia el monasterio de Mtskheta cuando me tuve que detener a la primera panadería que encontré porque unos Khachapuri que definitivamente me abrieron el apetito. Esta comida rápida georgiana en mas de una oportunidad me salvó de pasar hambre porque lo encuentras en cualquier parte de la ciudad y en cualquier pueblo que visites.


Conforme me iba acercando a la catedral de Svetitskhoveli mi curiosidad y emoción aumentaba porque se dejaba ver una iglesia amullarada bastante imponente. 

Mtskheta se asienta en la confluencia de los ríos Mtkvari y Aragvi, y la ciudad se encuentra en una antigua ruta comercial. Los arqueólogos han descubierto pruebas de la condición de este lugar como un importante puesto comercial tales como;  frascos de perfume de vidrio, escrituras griegas y arameas, cerámica, metalistería y joyería han sido descubiertos en abundancia aquí, y muchos ejemplos se muestran en el museo de la ciudad. 

Esta ciudad fue también el centro religioso del país, con un número de santuarios importantes al panteón pagano de Georgia; Éstos serían substituidos más adelante por las iglesias cuando Santa Nino, que llegó desde Capadocia a fin de predicar el Cristianismo y convirtió el país al cristianismo en alrededor 337 y se convirtió en la más sagrada del país.  Fue precisamente Santa Nino quien pidió al rey Mirian III que construyera una catedral en Mtskheta, lo que se explica en una de las leyendas más famosas de todo el país.  Fue durante 800 años la capital del reino de Iberia, que ocupaba el este y el sudeste de la actual República de Georgia.  A pesar de que la capital fue trasladada posteriormente a Tbilisi, a principios del siglo VI, Mtskheta siguió siendo el lugar de la coronación y sepultura de los reyes georgianos y la sede del Patriarca, también conocido como obispo de Mtskheta.


Hoy en día, la encantadora ciudad antigua tiene un ambiente relajado, con ambiente de pueblo, si se compara con el ritmo más agitado de Tbilisi ya que la ciudad es bastante pequeña, y en poco tiempo la puedes visitar caminando por sus calles y ventas callejeras de vino y artesanías.  Esta ciudad fue declarada  patrimonio de la humanidad en 1994.





SVETITSKHOVELI


La Catedral de Svetitskhoveli, que es centro de la ciudad, según creo yo es un lugar totalmente amurallado y al inicio parece ser una fortaleza y es realmente imponente. En cuanto cruzo la puerta hay un monje que imparte la bendición con agua bendita a todo aquel que lo solicita.

La Catedral fue construida en el siglo XI durante el patriarcado de Melquisedec I de Georgia, tiene planta de cruz latina. El nombre georgiano significa "pilar de vida" y hace alusión a una leyenda relacionada con la vida de santa Nino de Georgia y la túnica de Jesús, pero sobre los cimientos de una iglesia inicial, del siglo IV, que era de madera y databa de la época en que la antigua Iberia estableció el cristianismo como religión oficial del país y ha sido durante mucho tiempo una de las principales iglesias ortodoxas georgianas y está entre los lugares de culto más venerados de la región.


Esta catedral ha jugado un papel muy importante en la historia eclesiástica y monárquica de Georgia ya que en ella se coronaban los monarcas georgianos y muchos de ellos están enterrados aquí. Parece ser que un comerciante que vivía en Jerusalén estuvo presente durante el episodio de la crucifixión de Jesucristo y decidió comprar la túnica sagrada al soldado romano que se la había quedado inicialmente. Al llegar a Mtskheta le hizo entrega de la túnica a su hermana Sidonia, que murió por la emoción y el éxtasis. La leyenda cuenta que ni una vez muerta le pudieron sacar de la mano la túnica, por lo que decidieron enterrarla con ella. Y es sobre este lugar de enterramiento que Santa Nino recomendó al rey Mirian III que construyera una iglesia digna de tal suceso, ahora que el país se había convertido al cristianismo, dejando atrás prácticas ancestrales como el zoroastrismo y que motivó de hecho, la construcción de la iglesia. La catedral de Svetitskhoveli, construida originalmente en el siglo IV, ha sido dañada varias veces durante la historia, notablemente por las invasiones de árabes, persas y timur, y posteriormente durante la subyugación rusa y el período soviético. El edificio también ha sido dañado por los terremotos.


Al momento de entrar en la Catedral bajo un arco con un fresco de una virgen con el niño Jesus rodeada por ángeles uno queda impresionado por un fresco imponente y enorme de Cristo  que cubre gran parte de la nave central, además se puede ver algunas de las tumbas de los antiguos monarcas, sin poder perder ningún detalle de los frescos que se encuentran en las diversas paredes, verdadera joya de la pintura medieval georgiana.

Es bastante impresionante ver las tumbas de reyes y príncipes y también al lado derecho de la entrada de la Catedral se encuentra una fuente bautismal de piedra que data del siglo IV. Se cree que se ha utilizado para el bautismo del rey Mirian y la reina Nana.

La arquitectura de la actual Catedral de Svetitskhoveli, que data de alrededor de 1020, se basa en el estilo de cúpula cruzada de la arquitectura de la iglesia, que surgió en Georgia a principios de la Edad Media y se convirtió en el estilo principal después de la unificación política de Georgia por Bagrat III 978 - 1014). La característica de este estilo es que la cúpula se coloca a través de los cuatro lados de la iglesia. La estructura de la iglesia está destinada a garantizar una buena acústica. La cúpula de Svetitskhoveli fue reconstruida varias veces a través de los siglos para mantener la iglesia en buenas condiciones. La arquitectura de la actual Catedral de Svetitskhoveli, que data de alrededor de 1020, se basa en el estilo de cúpula cruzada de la arquitectura de la iglesia, que surgió en Georgia a principios de la Edad Media y se convirtió en el estilo principal después de la unificación política de Georgia por Bagrat III 978 - 1014). La característica de este estilo es que la cúpula se coloca a través de los cuatro lados de la iglesia. La estructura de la iglesia está destinada a garantizar una buena acústica. La cúpula de Svetitskhoveli fue reconstruida varias veces a través de los siglos para mantener la iglesia en buenas condiciones.


JVARIS
(Monasterio de la Cruz en georgiano)


Después de visitar la Catedral y los jardines adyacentes de la muralla y caminar por las calles de la ciudad decidí coger un taxi que me llevaría al monasterio de Jvaris que se encuentra en lo alto de una colina y es una de las tres iglesias de Mtskheta que forman parte del Patrimonio de la Humanidad.

La ubicación de esta iglesia es impresionante, aunque hacía muchísimo frio, ya que en noviembre ya teníamos temperaturas gélidas de bajo 0, la vista desde este punto es imprescindible ya que se observa desde lo alto Mtskheta,  la confluencia de los dos ríos Mtkvari y Aragvi.


Según los relatos tradicionales, en el siglo IV temprano Santa Nina, una mujer evangelista acreditada por haber convertido al rey Mirian III de Iberia al cristianismo, habría erigido en esta ubicación una gran cruz de madera en el sitio que antes ocupaba un templo pagano. La cruz fue supuestamente capaz de hacer milagros y por ello atrajo a peregrinos de todo el Cáucaso, dada la capacidad que tenía para obrar milagros. Luego se cree que en el año 545 DC se erigió una pequeña iglesia sobre los restos de la cruz de madera, conocida como la Pequeña Iglesia de Jvari.  Según un escrito que se encuentra en su fachada, el señor feudal Erismtavari Stepanoz I fue quien mandó la construcción de la iglesia entre los años 590 y 605 lo que ahora se conoce como la Gran Iglesia de Jvari.

El interior de la Iglesia de Jvari es en realidad bastante sencillo y austero sin demasiado atractivo más que las impresionantes vistas hacia el valle y montañas. Su arquitectura es un ejemplo temprano de iglesia de cuatro ábsides, con cuatro nichos

Después de terminar esta visita el conductor de mi taxi me estaba esperando y nos dirigimos a la iglesia de Samtavro donde me dejó porque sería la última parada de mi visita y justo enfrente pasa el marshrutka que me llevaría de regreso a Tbilisi















SAMTAVRO


La iglesia se construyó en el lugar donde se dice que Santa Nino se había detenido para recogerse en oración. La estructura original de la iglesia, junto a una pequeña capilla llamada Makvlovani ("la zarza milagrosa") fue construida en el siglo IV poco después de la muerte de la santa a instancias del rey Mirian III de Iberia y su esposa Nana, que habían sido bautizados y que, igualmente, a través de ella, se había conseguido que el cristianismo fuese considerado la religión oficial del estado.


A través de todos estos años desde su construcción, la iglesia fue dañada varias veces. Alrededor de 1130 el rey Jorge I y el católico Melquisedec I tomaron la decisión de reconstruirla con una planta en cruz y cúpula.

De acuerdo a los deseos del rey Mirian III y su esposa Nana, fueron enterrados en la esquina suroeste de la iglesia, desde 1906, bajo un baldaquino de piedra. Bajo el altar, está enterrado uno de los Trece Padres Asirios, San Abibos de Nocress. Se conserva también un iconostasio de piedra del siglo XIV-XV. Se destaca la capilla del arcángel Miguel y en el lado norte, las capillas de Juan el Bautista y san Juan Crisóstomo.

Este monasterio está dirigido únicamente por monjas y no es permitido tomar fotografías por dentro. Yo por desconocimiento inicial hice únicamente una y al percatarme no pude continuar.

Finalmente después de varias horas caminando y completamente congelado por las bajas temperaturas decidí regresar nuevamente a Tbilisi con la satisfacción de haber estado en una ciudad que no solamente guarda recuerdos importantes de la historia de Georgia sino también satisfecho de haber tenido un buen día con gratos recuerdos.


Metro de Tbilisi

Monje impartiendo bendición con agua bendita a la entrada de la Catedral
Fresco inmenso dentro de la Catedral


Tumba de Erekle II dentro de la Catedral de Svetitskhoveli
Catedral de Svetitskhoveli

Catedral de Svetitskhoveli

Catedral de Svetitskhoveli

Murallas de la Catedral de Svetitskhoveli


Murallas de la Catedral de Svetitskhoveli

Catedral de Svetitskhoveli

Catedral de Svetitskhoveli

Murallas de la Catedral de Svetitskhoveli

Murallas de la Catedral de Svetitskhoveli

Mercado de Mtskheta

Mercado de Mtskheta

Tranquilidad del pueblo de Mtskheta

Vista del Monasterio de JVARIS 

Monasterio de JVARIS 

Monasterio de JVARIS

Monasterio de JVARIS

Confluencia de los dos ríos Mtkvari y Aragvi
Confluencia de los dos ríos Mtkvari y Aragvi

Vista de Mtskheta

Monasterio de SAMTAVRO

Monasterio de SAMTAVRO

Monasterio de SAMTAVRO



Comentarios